6. PROBLEMAS QUE PUEDEN APARECER DESPUES DEL TRASPLANTE

6.1 INFECCIONES

Los pacientes que son sometidos a un trasplante hepático presentar un mayor riesgo de infección que el resto de la población general, ya que su sistema inmunitario se encuentra debilitado. Esto es debido en primer lugar a la propia enfermedad del hígado y en segundo lugar a que el paciente se encuentra tomando una medicación inmunosupresora que necesita para evitar el rechazo del hígado trasplantado.

Este riesgo de infección varía dependiendo del momento postrasplante en que se encuentre el paciente. En general es mayor durante los primeros 6 meses del trasplante y posteriormente se reduce de manera progresiva hasta que llega a ser similar al del resto de la población transcurrido el primer año del trasplante.

Por lo tanto:

  • Las infecciones son complicaciones frecuentes tras el trasplante hepático
  • Es muy importante realizar un diagnóstico precoz
  • Mediante la aplicación del tratamiento oportuno se solucionan sin dejar secuelas

6.2 EL RECHAZO

Tras uno o varios días se trasladará a la planta de hospitalización donde permanecerá hasta ser dado de alta. La duración media del ingreso dependerá del tipo de trasplante y de la evolución del paciente.

En la planta todo será distinto. Podrá estar con sus familiares, aunque se deberán seguir unas normas de conducta por su propia seguridad.

Existen varios tipos de rechazo:

1. RECHAZO HIPERAGUDO. Supone la perdida inmediata del injerto. Es bastante Infrecuente en el momento actual en el trasplante hepático.

2. RECHAZO AGUDO. Cuando ocurre, suele producirse entre los primeros días o los primeros meses del trasplante. Gracias a los inmunosupresores tiene tendencia a ser más leve y de mejor pronóstico. Los síntomas y manifestaciones clínicas van a depender del tipo de trasplante. Con medicación adecuada el rechazo agudo suele ser revertido en la mayoría de casos.

3. RECHAZO CRONICO. Ocurre en algunos pacientes varios meses o años después del trasplante, cuando se produce, suele tener una evolución lenta.